¿Qué es Métrica Musical? +11 Ejemplos Sobre Compases [4/4, 3/4, 6/8...]

Guía sobre la métrica musical y los compases

¡Hola amigos! Bienvenidos a la última clase dedicada a cómo escribir y leer ritmo. En esta lección aprenderemos qué es la métrica musical, cómo afecta a las figuras musicales y lo mejor es que usaremos ejemplos de música conocida para que puedan ser expertos en ritmo. Si no han visto las lecciones anteriores sobre figuras musicales y ejercicios rítmicos, les recomiendo que las vean porque sin ellas es posible que no entiendan parte del contenido. La idea es que sigan este curso de teoría musical en orden.

Los pulsos, los compases y la métrica

Recordemos que la música se organiza en pulsos, de los cuales algunos tienen un mayor acento, esto nos permite crear grupos de pulsos desde el más fuerte hasta el más débil en algo que llamamos compases. Hasta ahora en los ejemplos siempre contamos hasta cuatro para empezar y vimos que cada compás se formaba con cuatro pulsos, siendo el primero el que mayor acento tiene. Pero hay mucha música en el mundo y no toda se agrupa cada cuatro pulsos. En esta lección aprenderemos que con el uso de la métrica todo el orden puede cambiar, afectando incluso el comportamiento de las figuras musicales.

Al comienzo de la partitura vemos dos cuatros. Esta indicación se llama métrica y se trata de dos números separados por una línea divisoria. Este tipo de números en matemáticas se llaman fraccionarios. Pero no se preocupen que esta clase no tendrá matemáticas avanzadas, siempre y cuando sepan sumar y restar será suficiente. Al número de arriba en un fraccionario le llamamos numerador y al número de abajo se le conoce como denominador. Cada uno de estos número tiene un significado en música.

La función de la métrica es indicarnos el tamaño que debe tener un compás. El número de abajo o denominador nos indica una figura musical, por ejemplo negra, mientras que el número de arriba nos indica cuántas de esas figuras base se necesitan para completar un compás. Veamos en detalle cada número.

El numerador de la métrica

Empecemos por el número de arriba o numerador. Este número nos dice la cantidad de figuras musicales que necesitamos para completar un compás. Hasta ahora hemos visto en todos los ejemplos el número cuatro, que quiere decir que se necesitan cuatro figuras musicales para completar un compás. Pero este número no se refiere a cualquier figura musical, se trata de una en particular que es dada por el número de abajo o denominador de la métrica.

El denominador de la métrica

Para entender a qué figura musical hace referencia el denominador, primero debemos hacer un pequeño repaso. Hasta el momento hemos visto que las figuras musicales son redonda, blanca, negra, corchea, semicorchea, fusa y semifusa. Pero en otros idiomas como inglés, se les conoce a las figuras musicales como la fracción comparada con la redonda. Por ejemplo, la blanca se llama "mitad de nota" por ser la mitad de una redonda. Es fácil si se piensan cuántas figuras se necesitan para completar una redonda. Como se necesitan dos blancas, por lo tanto la blanca es 1/2. Se necesitan cuatro negras para completar una redonda, así que la negra es 1/4 o uno sobre cuatro que es lo mismo, la corchea es 1/8, la semicorchea es 1/16, la fusa es 1/32 y la semifusa es 1/64. En resumen, el denominador en estas fracciones nos dice la cantidad de figuras qué se necesitan para completar una redonda.

Ese mismo número es el que usaremos en el denominador de la métrica para saber la figura base del compás. Por lo tanto en el denominador de la métrica sólo pueden aparecer los números 1, 2, 4, 8, 16, 32 y 64.

La métrica 4/4: cuatro cuartos

Como en todos los ejemplos hemos visto un número 4 en el denominador, esto quiere decir que la figura musical base es la negra, que recordemos es 1/4 de una redonda. Así que en conclusión, la métrica 4/4 significa que se necesitan 4 negras para completar un compás. Y si lo piensan tiene bastante sentido porque en todos los ejemplos hasta ahora se necesitaban 4 pulsos de negra para completar un compás. Esta métrica también puede aparecer en la partitura como una C en lugar de 4/4 y el resultado es el mismo.

Si aún no les queda tan claro no se preocupen, veamos ejemplos de diferentes métricas con música conocida y seguro esto les ayudará.

Métrica musical y compases cuatro cuartos: 4/4 Se trata de Jingle Bells. Si cuentan, en cada compás hay exactamente 4 pulsos. La suma de las figuras en cada compás dará exactamente lo mismo que 4 negras.

La métrica 3/4: tres cuartos

Si tuviéramos una métrica 3/4, significaría que se necesitan 3 negras para completar un compás. En este caso tendríamos 3 pulsos por compás y recordemos que el primer pulso va a ser un poco acentuado comparado con los dos siguientes. Podemos ajustar el metrónomo online que encuentran en nuestra página para que produzca acentos cada 3 tiempos cambiando el número que aparece en la columna "Acento Cada". Sólo deben escribir allí un 3 para tener un acento cada tres pulsos, ajustar la velocidad de la columna tempo a la velocidad que desean y luego hacer clic en "Empezar". Antes de iniciar una canción en 3/4 contamos hasta tres, pero en este ejemplo vamos a contar hasta dos porque tenemos un ante compás o anacrusa, tema que vimos en la clase pasada por si quieren repasar.

Compases y métrica musical tres cuartos: 3/4 En este caso tenemos el cumpleaños feliz que está en 3/4 y además empieza con un ante compás o anacrusa, lo que quiere decir que la canción comienza en el último pulso de un compás.

La métrica 5/4

Veamos la métrica 5/4. Significa que tendremos 5 pulsos de negra por compás. Seguramente reconocerán el siguiente ejemplo:

Métrica musical 5/4: cinco cuartosSe trata de la melodía de Misión Imposible.

Notas y corcheas shuffle y swing

Antes de continuar con ejemplos de métrica, quiero hablar de las notas shuffle o swing. Se trata de un pequeño cambio en la duración de algunas figuras musicales en una partitura. Para que entiendan este tema, primero repasemos el sonido de las corcheas en 4/4 como las hemos visto hasta el momento:

Las corcheas Como ustedes ya saben, cada corchea dura exactamente lo mismo que las demás. Ahora recordemos que los tresillos de corchea son tres notas con la misma duración por pulso:

Figuras musicales: los tresillos En el tresillo de corchea cada una de las figuras dura exactamente lo mismo y se necesitan tres para completar un pulso. En cada tresillo podemos unir las dos primeras corcheas como una negra, el resultado es el siguiente:

Las notas o corcheas swing o shuffle 1 A este ritmo que acabamos de escuchar le llamamos swing o shuffle. Hay muchas canciones que siempre tocan las corcheas de esta manera a lo largo de toda la canción y nunca de forma pareja como las hemos visto en ejemplos anteriores. En esos casos decimos que la canción usa corcheas o notas swing o shuffle. Algunos expertos aseguran que hay cierta diferencia entre las notas shuffle y las notas swing, y además dicen que este tipo de ritmo no se puede escribir con precisión en el pentagrama porque cada músico lo toca un poco diferente dependiendo de cómo sientan el ritmo. Todo esto puede ser cierto, pero por ahora lo importante es que entiendan las notas shuffle o swing como las ven en pantalla.

Por estilo y costumbre, en estos casos se suele agregar la siguiente indicación al comienzo de la partitura: dos corcheas, luego el signo igual, y luego un tresillo de corcheas pero uniendo las dos primeras corcheas en una negra.

Indicación de notas shuffle o swing

Ya con esta indicación sabemos que todas las corcheas que aparezcan en la partitura deben leerse como swing o shuffle, es decir alargando un poco la duración de las corcheas que aparecen sobre el pulso y acortando la duración de la que corcheas que no están exactamente sobre el pulso, es decir las que están en contratiempo. El siguiente ejemplo suena exactamente igual al anterior y nos muestra las corcheas swing o shuffle:

Las notas swing y shuffleLa métrica 7/4

Volviendo al tema de la métrica, vamos a usar ahora 7/4, que significa que se usan 7 pulsos de negra por compás. La canción Money de Pink Floyd usa esta métrica y además todas sus corcheas son shuffle o swing. Recuerda que las notas con estacato deben tocarse cortas y separadas de las demás:

La métrica 7/4 siete cuartosOtros denominadores: 2/2

Ahora cambiemos el denominador. Usemos como ejemplo la métrica 2/2. El número de abajo nos indica que la figura base es la blanca, porque recordemos que se necesitan dos blancas para completar una redonda. El numerador nos dice que se necesitan dos de la figura base para completar un compás. Así que en este caso tendremos dos pulsos de blanca por compás. A diferencia de los ejemplos anteriores, el pulso será la blanca y no la negra. Así que cuando veamos una blanca, deberá durar un pulso y no dos como ocurría antes. De la misma forma el resto de figuras se deben ajustar, por ejemplo en este caso la redonda durará dos pulsos o tiempos en lugar de cuatro y la negra durará la mitad de un pulso. En definitiva todas las figuras durarán la mitad de lo que venían durando debido a que ahora el pulso es la blanca. El compás 2/2 también se puede ver en una partitura como una C con una línea vertical y se le conoce como compás partido o Alla Breve. Veamos un ejemplo:

Métrica 2/2 dos medios Esta métrica podría leerse como 4/4 ya que al final igual caben 4 negras por compás, pero si lo hacemos así estamos pensando en cuatro pulsos y no en dos que es realmente lo que indica 2/2. La verdad es que la música en esta métrica podría reescribirse en 2/4 ajustando todas las figuras y así sería más fácil de leer, pero las marchas y cierta música ya ha sido escrita usando esta métrica por lo tanto es importante que la aprendan.

Métricas simples y compuestas: 6/8, 9/8 y 12/8

Hasta el momento hemos visto métricas conocidas como simples. Se les conoce así a todas las métricas en donde el pulso se divide naturalmente en 2. Por ejemplo en una métrica 4/4 sabemos que cada pulso se divide en dos corcheas, y aunque podemos usar un tresillo de corcheas, esto no es lo natural, el tresillo es la excepción, lo natural es que cada pulso se divida en dos corcheas. Todas las métricas donde el pulso se divida naturalmente de a dos le llamaremos métrica simple. 2/4, 3/4, 4/4, 5/4, 7/4 y 2/2 son todas métricas simples porque su pulso se subdivide naturalmente en dos partes iguales.

Pero también existe música donde el pulso se divide naturalmente en tres partes iguales. Imaginen que lo natural fuera que cada pulso se dividiera de a tres y no de a dos. Este tipo de métricas se les conoce como compuestas. Veamos un ejemplo.

La métrica 6/8 nos indica que la figura base será la corchea, porque recordemos que caben 8 corcheas en una redonda. Y el número 6 nos dice que se necesitan 6 corcheas para completar un compás. La diferencia con esta métrica comparada con todas las que hemos visto hasta el momento, es que el pulso no está dado por la figura base que es la corchea. Para esta métrica el pulso es la negra con puntillo. Si les parece una locura, en un momento verán que no lo es y de hecho es bastante útil. Recordemos que una negra con puntillo tiene una duración de 3 corcheas unidas, entonces si en 6/8 tenemos 6 corcheas por compás, y si yo les digo que el pulso es la negra con puntillo, el resultado es que tendremos dos pulsos por cada compás. Entiendo que les pueda parecer confuso, pero lo que ocurre es que hay canciones donde la música divide naturalmente cada pulso en tres partes iguales y esta es la mejor forma de escribirla. Veamos un ejemplo y así les parecerá más fácil:

La métrica compuesta 6/8 seis octavos. Se trata del inicio de la canción Nothing Else Matters de Metallica. Como se pudieron dar cuenta contamos hasta 2 para empezar porque son dos pulsos por compás, pero cada pulso se divide en tres corcheas. Para completar un compás en 6/8 se necesita una blanca con puntillo. Si fuéramos a escribir esta canción en un compás simple, tendríamos que usar 2/4 porque igual serían dos pulsos por compás, pero entonces tendríamos que usar tresillos para escribir todas las corcheas. Por eso en su lugar se usa 6/8, que es la versión donde no necesitamos usar tresillos y así cada pulso se divide automáticamente en tres corcheas. La métrica 6/8 siempre será compuesta.

9/8 es otro ejemplo de métrica compuesta, donde se necesitan 9 corcheas para completar un compás, pero el pulso está dado por la negra con puntillo, es decir que hay tres pulsos por compás. El siguiente ejemplo es de Bach y se trata de la obra BWV 147:

Métricas compuestas: 9/8 nueve octavos La última métrica compuesta es 12/8, es decir que para completar un compás se necesitan 12 corcheas. ¿Cuántos pulsos creen que tenga esta métrica? Como en los ejemplos anteriores, el pulso está dado por la negra con puntillo, por lo tanto habrán cuatro pulsos por compás. Veamos un ejemplo:

Métricas compuestas: 12/8 doce octavos En conclusión, todas las métricas que vean con un 6, un 9 o un 12 en el numerador serán compuestas, es decir que cada pulso se subdividirá de a 3. Si bien el denominador de estas métricas puede cambiar, lo común es usar un 8, es decir la corchea como base, pero el pulso será la negra con puntillo. El resto de métricas que no tengan un 6, un 9 o un 12 en el numerador son métricas simples, es decir que el pulso se subdividirá en dos partes iguales.

Métricas binarias, ternarias e irregulares

Las métricas más comunes son aquellas que tienen 2, 3 o 4 pulsos por compás. Aquellas que tienen 2 o 4 pulsos por compás se les conoce como métricas binarias, como 2/4, 4/4, 6/8 y 12/8. Las métricas que tienen 3 pulsos por compás se llaman ternarias, como 3/4 y 9/8. El resto de métricas que no tienen 2, 3 o 4 pulsos por compás se les conoce como métricas irregulares. Ya hemos visto ejemplos de métricas irregulares como 5/4 y 7/4.

Las métricas irregulares pueden tener infinidad de números en el numerador. Por ejemplo 13/16 sería una métrica con 13 semicorcheas por compás. Para saber cuántos pulsos tendría esta métrica sería necesario escuchar la canción o ver en la partitura la forma en que se agrupan las semicorcheas con sus líneas al final de la plica para tratar de entender el pulso.

Por ejemplo la métrica 7/8 tiene 7 corcheas por compás, pero la organización de sus pulsos podría variar dependiendo de la música. La siguiente sería una forma de organizar los pulsos de un 7/8:

Métricas irregulares: 7/8 Tenemos tres pulsos por compás, pero los dos primeros se comportan como simples, es decir que cada uno se subdivide en dos corcheas, y el último pulso se comporta como compuesto, es decir que se subdivide en tres corcheas. Podemos saber lo anterior por la forma en que se unen las corcheas al final de la plica. Esto hace que los pulsos sean irregulares, es decir que no duren lo mismo, así que en este caso es mejor que el metrónomo indique las 7 corcheas y no sólo los pulsos. Como los pulsos son irregulares, si fuéramos a contar antes de empezar sería mejor hacerlo de la siguiente forma: un, dos, un, dos, un, dos, tres. De esta forma cada vez que decimos la palabra "un" es porque allí empieza un nuevo pulso.

En este ejemplo la organización del número 7 es 2+2+3 porque así se organizan  sus corcheas en pulsos, pero dependiendo de la música podría organizarse cada pulso como 3+2+2 ó 2+3+2.

Múltiples métricas

Por lo general las canciones sólo usan una métrica a lo largo de toda la música. Pero una canción puede tener cambios de métrica. Principalmente el rock progresivo se reconoce por tener cambios de métrica en una misma canción.

Para finalizar les recomiendo que busquen partituras de su música favorita y así podrán practicar más y aprender algo nuevo de cada canción. El programa que usamos en estas lecciones para escribir las partituras se lama MuseScore, se los recomiendo para que empiecen a escribir su propia música y jueguen con las diferentes métricas. Lo mejor es que el programa es completamente gratis. Pueden descargarlo desde musescore.org y allí también encuentran una serie de videos cortos para aprender a manejarlo.

Espero que hayan disfrutado estos videos sobre cómo aprender a leer y escribir ritmo y que hayan aprendido mucho. En las próximas lecciones nos enfocaremos en las bases de la teoría musical para que puedan entender la música que más les gusta y escribir su propia música.